Manuel Vilches Romero

Manuel Vilches Romero

Su periplo comenzó con una reseña en ‘Estadio Deportivo’ sobre la historia y actividades de la Peña Sevillista. Seguidamente y con la ampliación de capital ofertada por el Sevilla F.C.S.A.D. se acordó la compra de siete acciones más, que se unen a las tres que adquiriera una junta directiva anterior.
Comenzó el primer año de mandato con el Trofeo de Ajedrez, afianzado ya a lo largo de los años posteriores y que supone el segundo gran evento en la población de este deporte intelectual, dándose cita aquí jugadores de distintos puntos de Andalucía. El II Trofeo Inter Peñas Deportivas de Ubrique le tocó organizarlo en 1998 a la Peña Sevillista de Ubrique.
La directiva acometió este evento, decidiendo que los ingresos que se recauden sean para una obra social. Por acuerdo de las cuatro peñas participantes, se decide que el Centro Ocupacional El Curtido sea el destinatario de las 138.350 pts que se recaudaron entre rifas y taquilla. En la entrega del cheque, la directora del Centro hizo entrega a la Peña de un reloj de pared sobre un plato de cerámica decorada, realizado por los alumnos como agradecimiento por esta acción.
Dicho reloj preside las oficinas de la entidad. Otro acontecimiento solidario tuvo lugar ante el accidente sufrido por un niño del equipo alevín de la Peña Sevillista ‘La Oliva’ y dentro de las posibilidades de esta sociedad se acudió en su ayuda. Se tramitaron ante el Ayuntamiento solicitudes para ayuda a colectivos culturales de forma oficial, ya que hasta ahora no se hacía en tiempo y forma.
Un pequeño contratiempo surgió el día 14 de junio de 1998. Un conato de incendio en la cocina causó grave deterioro en las instalaciones de la misma, subsanado gracias a la rápida intervención de bomberos primero y la póliza de seguros suscrita después. La Caseta de Feria en el Real, con sus 400 metro cuadrados, fue la única que una sociedad deportiva instaló. En dos años seguidos creció a 600 metros cuadrados, con dos orquestas y un muy buen servicio de bar.
El segundo año se creó una base de datos de las personas que año tras año aun sin tener la condición de socios acuden a la Caseta. Esta base sirve para el envío de comunicaciones y avisos a lo largo del año. Se adquiere una indumentaria para el equipo de fútbol sala representativo de esta peña y que prepara un antiguo presidente, Miguel Bautista Cordón.
El Concurso de Carnaval siguió su paso firme, en sus III y IV ediciones, gracias a la colaboración desinteresada de los múltiples patrocinadores con que este evento cuenta. El 21 de marzo de 1999 gira una visita de cortesía al Estadio de La Cartuja, en fase de finalización, una comisión formada por el secretario y el tesorero, tras la invitación formulada en enero de ese mismo año por la sociedad Estadio Olímpico.
En referencia a las excursiones, se gira visita a la Bodega Antonio Barbadillo de Sanlúcar el día 10 de julio de 1999, con degustación y regalos de los productos que esta bodega elabora; a Madrid/Soria, el puente de Todos los Santos, para presenciar el partido contra el Numancia y regreso a Madrid, donde se había instalado el ‘cuartel general’.
Se organizó un sentido homenaje a Eloy Fernández, autor del cuadro en madera que preside la Peña, en los último día de su vida, aquejado ya de una grave enfermedad. Eduardo Arenas, a la sazón secretario general del Sevilla F.C., hizo una bella evocación del homenajeado. Con un festival flamenco a cargo del socio Antonio Gago ‘Manzanito’ terminó el periodo bianual de Manuel Vilches, como presidente, pasando a formar parte de la nueva directiva como vicepresidente.